31.7.07

La verdad de la milanesa

Surge del eterno debate sobre el origen de este plato tan característico en la Argentina. Al principio, se aceptaba que la carne empanizada nació en Viena, ya que un clásico de la cocina austríaca es el schnitzel, muy parecido a una milanesa, luego difundido como wiener schnitzel o escalope vienés. En 1948, el mariscal austríaco Radetzky, enviado al norte de Italia para frenar la rebelión contra los Habsburgos, descubrió en Milán la receta original, la de los lombardos, que preparaban un escalope, impregnado en huevo y pan rallado y frito en manteca. Radetzky regresó a su país con la novedad de la receta mucho más antigua que la del wiener schnitzel. De esta manera comenzó la controversia sobre su origen. Luego, para colmo, intervinieron los alemanes, que presentaron un manual de cocina berlinesa de 1838, en el que describían la técnica de empanizar la carne. También ellos reclaman la paternidad de la milanesa. Sin embargo, en los menús de los restaurantes de Europa, incluida Italia, la preparación figuró hasta 1900 con su nombre austríaco (escalope a la viennoise).
¿Un dato más? La tradicional milanesa a la napolitana sí es un invento argentino. Es propiedad de José Nápoli que tenía una fonda frente al Luna Park. En un acto de creatividad, utilizó jamón, queso y salsa de tomate para disimular unas milangas que se le habían pasado del dorado habitual a un joven e inexperto cocinero. Primero la bautizó "milanesa a lo Nápoli", que luego devino en la suculenta y tentadora napolitana.

Fuente: Historia de la cocina

4 comentarios:

paola dijo...

me gusta la carne pero no en empanadas.. solo como asado. desde que vivo en el alquiler temporario en buenos aires que casi todos los días como entraña con puré.. aprovecho una parrilla que tengo en la esquina.. de todos modos nunca hay que dejar la ensalada de lado aunque en Argentina la carne es lo característico

monica segura dijo...

paola, qué tiene que ver eso con la milanesa,no confundas a la gente por favor. me entraña tu comentario!!!!

Anónimo dijo...

Jaja buenisimo.la verdad de la milanga

Anónimo dijo...

La primera vez que me serví milanesa fue en Bariloche hace muchos años ¡muy sabrosas! Aprendí hacerlas,
gracias a la receta de un hermano radicado en Trelew, me quedan riquísimas, nada le envidian a las que me he servido en Bariloche. El Bolsón o Esquel.Lo importante es que se difundan las distintas recetas y ... buen provecho.....